domingo, 30 de agosto de 2015

AL HILO DE LAS ELECCIONES DEL 27-S




A pocas semanas de las elecciones catalanas donde se van a dirimir las fuerzas entre independentistas y los que defienden seguir formando parte del Reino de España, a través de estas líneas, en mi condición de votante que no está de acuerdo ni con el proyecto del Reino España que me ofrecen los españolistas, ni con la propuesta de independencia que me proponen los independentistas; he escrito este artículo.


En cuanto al proyecto independentista, me gustaría resaltar que los que me lo proponen no me han puesto sobre la mesa, acompañado a su propuesta; en que clase de país viviré; son más las incógnitas que me genera la propuesta que las que me aclara, ya que los independentistas no me han explicado si tendremos una sanidad pública, unas infraestructuras viarias de pago o gratuitas, cuál será mi tasa impositiva para sostener el nuevo estado y que moneda tendremos, si formaremos parte de Europa. Tampoco me han hablado sobre la carta magna que me proponen y creo que esto es algo fundamental para sumarte a un proyecto de esta envergadura; no me han hablado de que modelo político de república me proponen, si tendremos Senado, si vivir en una veguería, y no me han hablado de que pasará con la lengua, seremos bilingües?, por decir algunas cosas que no me han dicho en definitiva poco del proyecto independentista y ante esto es difícil para mí sumarme.


En mi opinión, creo que hubiera sido bien hacer foros de debate y charlas informativas donde desvelar estas y otras preguntas a los que no vemos claro la independencia, hubiera sido bueno poner y contra poner ideas con libre pensadores de ambos bandos, esto hubiera servido para ganar más apoyos dentro de la ciudadanía y para desvelar incógnitas.


Por otro lado están los que proponen la reforma constitucional de una constitución que escribieron entre otros los mismos que durante 40 años impusieron una dictadura y que colocaron demasiado corsés en forma de artículos para el texto no se pudiera reformar amplia y profundamente, la constitución del 78 o el llamado "Consenso del 78" no es más que una huida hacia adelante de un pueblo que se vio obligado a votar "SI en la constitución" o "NO y más dictadura "la constitución del 78 no vale para la España del siglo XXI, y yo no creo que su reforma la hayan liderar los mismos que han judicializado la reforma del estatuto de autonomía de Cataluña algo que voto libremente en democracia el pueblo catalán, y que en buena parte es culpable de que hoy muchos catalanes estén a favor de la independencia o resumiendo en una frase hecha "de aquellos polvos vienen estos lodos".


Creo que estas personas lo primero que tienen que liderar es una reforma interna de sus ideas y de sus líderes que viven anclados en el pasado y la vista está la actual legislatura, sus reformas nos han llevado en materia de derechos a finales de los 70 o principios de los 80, véase la propuesta primigenia de reforma de la ley del aborto; la ley mordaza redactada para silenciar al pueblo, o la reforma laboral que sólo ha servido para recortar derechos a los trabajadores a favor del empresario, ellos con sus propuestas harán involucionar a la sociedad civil y es probable que si los dejamos, nos conduzcan como si se tratara de un viaje en el tiempo a la España del "Consenso del 78", en aquella España donde lo que faltaban eran derechos y libertades para el pueblo y donde colaboradores del dictador se pusieron la chaqueta de demócratas para dejarlo todo bien atado.


Por lo tanto yo no veo al PP poner sobre la mesa una propuesta sólida para la España del siglo XXI, ni nunca en ninguna de sus propuestas políticas, lo he visto proponiendo algo que nos pueda beneficiar a los que como yo formamos parte de la clase trabajadora de este país. Yo no veo a sus líderes personas aptas para el cambio que requiere el país, su programa para detener la sangría de votantes después de una legislatura de recortes y rescates para los banqueros y los ricos a costa del dinero de los Ciudadanos; es el programa del miedo o el del abismo de "o nosotros o ninguno" y yo creo que así no se puede sacar el país adelante.


En cuanto al PSC, sucursal del PSOE en Cataluña, en su aventura federalista, no es más, en mi opinión, una fábula para recuperar el terreno perdido, no creen en ella y eso lo demuestra las múltiples escisiones que le han salido, sólo quieren votos y yo por mi parte dejé de creer en ella cuando descubrí que su federalismo avala la monarquía como sistema. Los partidos emergentes no tienen una propuesta clara o al menos yo no la conozco a fondo como para poder pensar que es sólida, la nueva derecha representada por Ciudadan’s o como se hacen llamar en España Ciutadanos, no le votaré, porque no creo en sus postulados de derechas. En cuanto a los de Podemos, proponen un sistema fiscal propio para Cataluña, obviando que muchos que salieron a la vía catalana anhelan un estado propio con leyes propias y con fronteras, olvidan que aquí hay gente que ya no quiere formar parte del Reino de España, y yo creo que se equivocan si no se dan cuenta de que ya no se trata sólo de una cuestión de dinero. La izquierda plural, avala el referéndum y el derecho a decidir del pueblo catalán y este creo yo que debe ser el verdadero punto de partida para garantizar la continuidad o no de Cataluña en el Reino de España.

Yo por mi parte que no estoy a favor de la independencia; ni de la reforma constitucional de lo que proponen el PP, ni del federalismo del PSC / PSOE que ampara la monarquía, no soy partidario de los tecnócratas de Ciudadan’s o Ciutadanos, ni creo que esto sea ya una mera cuestión de dinero. Soy un firme defensor de que por esta España quebrada la solución pasa por la proclamación del III República federal 

Española; la derogación del la constitución del 78 y la apertura de un proceso constituyente que democratice todas las instituciones y que conduzca a la España del siglo XXI en un país donde las personas y sus derechos estén por encima del capital; una España donde se redefina el marco constitucional de la relación de las nacionalidades históricas con el gobierno central, para acabar con las tensiones independentistas, una constitución que reconozca, defienda y respete sólidamente las lenguas, la historia y la cultura de las nacionalidades históricas de la nueva  República. Yo defiendo una España republicana, consensuada por todos, de todos y para todos.


Una España diferente sin duda la que yo propongo, mi propuesta es la de España del "Consenso del siglo XXI", una España donde la primera premisa para los políticos, sea que trabajen para construir una sociedad donde se recorten las desigualdades sociales construyendo un futuro de prosperidad para todos.

Sin embargo me gustaría terminar este artículo diciendo que ni la independencia, ni la III República, ni la reforma constitucional, ni el federalismo, nos sacará de la situación actual en la que estamos metidos, por lo que creo que aunque hay que abrir este debate, hablar y proponer en estos comicios sobre la independencia, el federalismo o la III República; para el 27S en Cataluña necesitamos partidos políticos, que desde la izquierda, donde se ubica mi pensamiento político, pongan sobre la mesa propuestas de corte social, y proyectos que generen estabilidad y empleo para construir un futuro de prosperidad para el pueblo catalán , que acompañen al proyecto nación que queremos para Cataluña ya sea dentro o fuera del Reino de España.


Y ya para terminar, para que vea mi talante a los independentistas catalanes quiero decirles parafraseando al Voltaire, "No estoy de acuerdo con lo que proponen los independentistas, pero daré mi vida por defender su derecho a decirlo". Y a los españolistas que hablan de suspender la autonomía catalana; Si suspendes nuestra autonomía y nos privan de nuestra libertad de legislar y decidir quién nos gobierna, no dudaré ni un instante en hacerme independentista.


Antonio Garcia Leal

Secretario de la AAVV Cerrado III









Publicar un comentario en la entrada