lunes, 18 de mayo de 2009

EL SINDIC UNA INSTITUCION SIN PODER COERCITIVO

Una de las cuestiones se me antojan complicadas en los tiempos que corren, es el papel del defensor del ciudadano en Cataluña, frente a la administración, aquí en Cataluña tenemos un problema por la falta de poder coercitivo de este organismo sobre las administraciones, lo cual deja en estado de indefensión al ciudadano ante la administración y vulnera el principio básico de la parte contratante sobre la parte contratada, puesto que aunque no lo parezca nuestros políticos y funcionarios públicos no son más que simples gestores electos o de carrera que valga la redundancia gestionan nuestro dinero e instituciones.

Por este motivo y no por otro ya es hora que se habrá un amplio y profundo debate sobre el papel del Sindic de Greuges de Cataluña y su capacidad de forzar a las administraciones cuando estas incumplan la legislación a cumplirla sin demora y no a recomendar que es lo único que pueden hacer ahora, así como a sancionar a aquellas administraciones que incumplan de forma reiterativa la legislación y es que en fondo si nadie nos protege, si el ciudadano que es la parte contratante no tiene el derecho a reclamar a los gestores de la administración que es la parte contratada cuando esta hace la cosas mal la democracia se resiente y eso es un problema al largo plazo el cual genera desconfianza ante la administración por eso creo que se debe de cambiar la ley que regula el Sindic de Greuges de Cataluña con el fin de dotar al ciudadano de un organismo mediante el cual hacer prevalecer su derecho como ciudadano, como parte contratante, sobre el actual sistema en el cual prevalece el derecho de los gestores de la administración, la parte contratada.

También es cierto que todas los organismos son manipulables cuando menos aquellos que tienen poder coercitivo, por eso sería bueno que del mismo modo que el ciudadano en su legitimo ejercicio democrático a través del voto, decide quién será el próximo el próximo alcalde del pueblo o el próximo presidente de la Generalitat, también deberíamos de tener elecciones para elegir a aquellos que van a dirigir organismo de control extra administrativos de toda índole puesto que también se podría englobar a los estamentos judiciales, aunque si bien es cierto estarían igual de politizados, también se verían revalidados por el ciudadano lo cual les obligaría a mostrar un gestión y unos proyectos con objetivos en estos organismos de control extra administrativos.

Antonio Garcia Leal ®
Publicar un comentario