viernes, 30 de octubre de 2009

LA CORRUPCION POLITICA

Teniendo en cuenta que el cáncer de la corrupción política es un mal endémico que ha cohabitado con nuestra democracia desde quizá el mismo día que los ciudadanos de toda España votaron la carta magna del 78, sería bueno resaltar, hasta donde estamos llegando en lo que respecta a la corrupción política y en las consecuencias nefastas para la sociedad de esta actitud vil y despreciable de aquellos que utilizan los fondos públicos y las instituciones para su enriquecimiento personal y de los partidos políticos simples estructuras corporativas que impulsan sus ideas con ayuda de los votos a modo de confianza o afinidad que depositan los ciudadanos a su favor, que utilizan de forma fraudulenta los fondos públicos o las instituciones para financiar sus partidos políticos.

En los últimos días hemos asistido al espectáculo esperpéntico dentro del circo de la corrupción con los casos de presunta corrupción en Cataluña en varios ayuntamientos y no por el hecho en sí porque realmente los políticos que roban (aunque de estos todavía pesa la presunción de inocencia hasta que no se demuestre lo contrario), ya no se sorprende nadie, en su población, y buena prueba de ello es que cuando se intervino, el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet, preguntados los ciudadanos que se agolpaban en a las puertas del ayuntamiento estos respondían, “esto ya se veía venir”, y es que en los tiempos que corren, cualquier ciudadano espera que mañana o pasado las auroridades venga a detener al alcalde de su pueblo que casi siempre suele salir acompañado del regidor de urbanismo, un binomio clásico en corrupción local en España quizá por la falta de una legislación solida en dos factores fundamentales, la financiación local y la legislación anticorrupción, luego una vez abierto el basurero de la corrupción el hedor comienza a impregnar a todo lo que hay alrededor.

No obstante lo que aquí en Cataluña ha sorprendido por lo menos a mí, son las palabras del valido, respetable e insigne Jordi Puyol expresidente de la Generalitat de Cataluña el cual al ser preguntado en el programa AGORA de TV3 por los últimos casos de financiación ilegal de partidos políticos ante la que le está cayendo CIU (Convergencia i Unió) , por los fondos que el señor Millet dono a la fundación Trias Fargas y que presuntamente, puesto que hay que demostrarlo ante los tribunales o ante el organismo pertinente, sirvieron para financiar ilegalmente a CIU, respondió:

"Si entramos aquí nos podemos hacernos mucho daño. Yo entonces tendría una respuesta fácil: 'este dio tanto a tal, aquel tanto a tal'... Todos los casos son diferentes, si usted quiere, pero todos haríamos un poco de hedor,”

También sería bueno aclarar brevemente quien es el señor Millet un ladrón confeso que mediante carta aseguro al juez instructor de su caso haber robado la cantidad 3, 3 millones de Euros de los fondos del Palau de la Música de Cataluña, el cual tres meses después entro y salió igual de sonriente de el juzgado después de declarar.

Y es que lo lamentable no es que se robe en las instituciones eso es algo que sucede ha sucedido y sucederá por siempre, puesto que es difícil separar las manzanas podridas de las sanas y menos aun esperar que algunas de las manzanas sanas no acaben pudriéndose.

A mi juicio lo profundamente lamentable e incluso ofensivo para cualquier ciudadano es que el señor Pujol diga lo que ha dicho públicamente, en la televisión pública de Cataluña y solo la prensa se haga eco de lo que dice sin más, puesto que lo que deja claro es que él sabe de casos de financiación ilegal y alguien debería de preguntarle desde el independiente estamento judicial que es lo que sabe de financiación ilegal, porque no olvidemos, y esto es fundamental, que la financiación ilegal la hacen con el dinero público dinero del pueblo o utilizando los cargos públicos que tienen para obtener dinero a cambio de favores que pagamos todos y es que ese dinero que obtienen de forma fraudulenta, que se gastan en financiarse ilegalmente no lo gastan en hacer nuevas carreteras, construir colegios o colocar semáforos por poner algunos ejemplos, no olviden que luego nos toca pagar más cara la gasolina para financiar la sanidad pública porque nos recuerdan los políticos que es de todos responsabilidad mantener las instituciones y servicios que da el estado al ciudadano.


Por eso creo que es un buen momento para tomar decisiones firmes por parte de los políticos si quieren que entre los ciudadanos y los políticos no se cree un abismo infranqueable en la confianza que estos depositan en ellos, algo fundamental en una democracia y por eso sería bueno que ahora en medio de una crisis económica que nos afecta a todos los de siempre, además de dedicarse a buscar soluciones para solventar los problemas económicos que afectan a la sociedad, sería bueno que abriesen de una vez y de forma decisiva con visos de buscar una solución 3 debates fundamentales a mi juicio en el seno de la política, la ley electoral, la ley de financiación de partidos y la el endurecimiento de la legislación sobre delitos relacionados con la corrupción política, ese sería un mensaje cuando menos tranquilizador para la sociedad en general que lo que demanda hoy además de soluciones para los problemas de la crisis es unas instituciones que funcionen de verdad y que lo hagan con personas dispuestas a hacerlas funcionar del pueblo para el pueblo y por el pueblo.

Antonio Garcia Leal ®
Publicar un comentario