jueves, 14 de enero de 2010

TOLERANCIA 0

No podemos ni debemos permitir los ciudadanos de Vendrell que en el pleno del Ayuntamiento se siente una persona que ha sido condenada por abuso a una menor, no podemos dejar que este señor siga en su puesto sin que las instituciones de Vendrell tomen medidas severas contra él, y no lo podemos hacer no solo por decencia de las instituciones que nos representan, sino por todas aquellas personas que han sido sometidas a abusos y no han tenido la oportunidad de denunciar estos hechos, no podemos permitirlo, porque entonces estaremos haciéndole un flaco favor a todas aquellas personas que han sido sometidas a abusos y dudan de si deben o no denunciar puesto que este tipo de actitudes no solo merecen una condena judicial sino que también merecen una condena de la sociedad, si no lo hacemos estaremos generando un daño moral irreparable e inaceptable hacia la victima de tales vejaciones, si desde las instituciones no se hace nada y se permite que este señor siga en su cargo se estará cometiendo un acto de indignidad política y de burla frete no solo a los ciudadanos de Vendrell, sino frente a toda la sociedad en su conjunto puesto que este es un acto intolerable e inaceptable que no tiene cabida en la sociedad que vivimos.

Por eso mediante este escrito quiero denunciarlo públicamente, puesto que el ayuntamiento es la casa del pueblo, gestionado con dinero del pueblo, para el pueblo y elegido por el pueblo y con independencia de las siglas que lo gobiernen es inaceptable a mi juicio que se permita al señor interventor seguir en su puesto, lo es porque su actitud es inmoral e impropia de una persona digna de vivir en nuestra sociedad.
Publicar un comentario