miércoles, 26 de septiembre de 2012

EL 25N Y LAS PRIMARIAS EN EL PSC



El próximo 25 de Noviembre Artur Mas ha citado a los catalanes a las urnas, las razones que ha esgrimido para hacerlo son la falta de acuerdo de la financiación entre Cataluña y España y el clamor popular  de 1, 5 millones catalanes que  11 de Septiembre clamaban por la independencia, una manifestación en la que Artur Mas estuvo en espíritu haciendo valer aquel dicho popular de la “puta y la ramoneta”; aunque la realidad absoluta y clara es que ha sido incapaz de sacar adelante los proyectos de legislatura, ha sido incapaz de generar empleo, ha recortado en educación y  sanidad, ha inventado el repago sanitario sumado al copago y lo único que ha cumplido a rajatabla de su programa electoral, es acabar con el impuesto de sucesiones algo que solo ha servido para contentar a su electorado de las clases pudientes, en definitiva ha fracasado en la legislatura y se ve incapaz de continuar.

Ante esta convocatoria el PSC ya ha dicho a la claras que no va haber “primarias a la francesa” un encargo que recibió la actual cúpula  del partido en el 12 congreso; aludiendo a que los tiempos que marca la convocatoria electoral impiden que el partido haga unas primarias en condiciones; lo primero que se pregunta un socialista de base es ¿tanto se tarda en hacer un reglamento? una pregunta que seguramente no reciba respuesta.

Ante esta posibilidad  y como militante del PSC yo considero que sería necesario hacer unas primarias donde por lo menos  las bases refrende a quien va a representar el discurso del partido, necesitamos que las bases lo apoyen para que seamos capaces de construir el futuro entre todos los socialista de Cataluña, si no lo hacemos así, y entre unos cuantos eligen a dedo a quien nos va a representar, estaremos incurriendo en errores que van a conducir al partido posiblemente a estrellarse contra las urnas en un momento en el que el discurso socialista en Cataluña tiene voces disonantes,  en una hora en la que la derecha catalana ha usurpado el testigo de quienes claman por la independencia para construir su programa electoral, nosotros los socialistas debemos tener un candidato de consenso.

Por todo lo expuesto  y ya que no es este tiempo de división, sino más bien lo contrario, es mejor refrendar en unas primarias al candidato de consenso que hacerlo en una sala a puerta cerrada, es mejor tender puentes a las distintas visiones que tiene la izquierda de Cataluña, que dinamitarlos amparados en los tiempos; hemos de construir muchos de los puentes que se han destruido para poder tener un discurso común  de todos por todos y para todos y a los dirigentes, recordarles que las bases del partido son el pueblo y que ellos sin su voto no tendrían poder para gobernar.

Antonio Garcia Leal ®

Publicar un comentario