martes, 9 de octubre de 2012

La dependencia de la independencia




El proyecto soberanista que abandera Artur Mas pretende tapar los dos desastrosos años de legislatura que solo han servido para  reducir el estado del bienestar de los ciudadanos catalanes, y para llevar a la parálisis absoluta al tejido económico catalán, hoy en la Cataluña de Mas,  todas las promesas que le llevaron a la victoria en 2010 nos han conducido al más estrepitoso de los fracasos, de todo lo prometido lo único cumplido es la eliminación del impuesto de sucesiones algo que demandaban las clases pudientes de la  Cataluña que le vota, de lo demás nada hay, más que vacías promesas y un pacto de gobierno con la derecha española con la cual ha competido de manera encarnizada en la escalada de recortes  y subidas de impuestos a las clases medias y bajas con la finalidad de exprimirlas para obtener dinero para el erario.

Ante su fracaso y a la vista que de que España mas tarde o más temprano será rescatada, diga lo que diga la derecha española, CIU se ha embarcado en una legitima aventura independentista  que le ha llevado a convocar elecciones el 25N presentado un programa que  dependerá de la independencia para ganar votos, que llega en un momento en el que los ciudadanos estamos asistiendo atónitos a como nuestra soberanía nacional ha sido puesta en venta por unos miles de millones de euros sin que ni siquiera podamos decidir si lo aceptamos  o no, unos euros  que pagaremos a costa de la precarización de la sanidad pública,  de los fondos  del erario en educación, o jubilándonos más tarde para que al final los ricos y poderosos no paguen los platos rotos del crédito, un crédito   que pagaran nuestro hijos y nietos y que lo harán teniendo unos servicios públicos más precarios y un futuro incierto salvo si se pertenece a las clases pudientes, en beneficio del pago de la deuda de la codicia de unos pocos privilegiados que seguirán siendo y viviendo como unos privilegiados; es  por eso me parece absurdo hablar de independencia cuando lo que el señor Mas  de CIU propone no es otra cosa que independizarse de España para acabar manos de los especuladores de la Unión Europea, un parlamento  por el cual no me siento representado y que  para lo único que sirve es para llevar a la asfixia al ciudadano.

Es por eso que estoy convencido que la apuesta de Mas por la independencia siendo como es legítima y en ningún caso un disparate, es inútil porque al final acabara en manos de “la Troika” y el bienestar será para las elites mientras que la factura será para el ciudadano de Cataluña, porque pensad una cosa independentistas catalanes, la independencia tienen una factura que alguien habrá de pagar y no veo a las clases pudientes catalanas muy dispuestas a pagar la factura gratis, como tampoco veo a la UE poner invertir dinero en esa anhelada Cataluña independiente a coste 0, al final pagaremos los de siempre y me incluyo porque ante todo soy catalán, vivo en Cataluña y no dejare de hacerlo aunque se independice.

Antonio Garcia Leal ®
Publicar un comentario