viernes, 18 de noviembre de 2016

Ser pobre en el siglo XXI


Un libre pensador que conozco me dijo, “El progreso adecuado de las sociedad modernas, es aquel que trabaja para atajar las diferencias sociales”; para después recordarme, que aunque hemos entrado en otro siglo, las carencias y la miseria campan a sus anchas en nuestro país, que sigue anclado en la crisis de económica, con salarios miserables, desahucios, y donde la pobreza toma formas diferentes y por ejemplo, ahora se puede ser pobre energéticamente o pobre por no tener acceso a tres comidas diarias, se puede ser pobre y tener un trabajo remunerado, o pobre en toda su magnitud o    más vende dicho una persona pobre

Este es un país donde la pobreza se ha enquistado en el tejido social, y toma formas diferentes para denominarla, se puede ser pobre, tener casa, coche incluso plaza de aparcamiento propia y trabajar para una empresa, cobrando el primer día de cada mes, porque tal como entra la nomina miserable, se queda para pagar las facturas básicas para la supervivencia de la familia, y para garantizar que los proveedores principales entre otros, el banquero, la empresa de suministros, o el recaudador de impuestos, cobren cada mes, este son los denominados "trabajadores pobres", esta gente trabaja para pagar.
Se puede recibir un salario y tener un techo y ser pobre para no disfrutar de comida, sufriendo lo que hemos denominado al a la sociedad española del siglo XXI, la "Pobreza alimentaria"  con salarios de miseria, no se puede disfrutar de tres comidas al día, no recibiendo la nutrición adecuada, este pobres lo pagarán ahora que pasan hambre y después porque sus hijos que han sufrido una mala nutrición crecerán débiles en una sociedad que requiere de gente fuerte para sobrevivir.

Se puede ser "Pobre energéticamente", en este caso se tiene que hacer una elección, o se paga la energía o  se come, podemos permitirnos vivir como lo hacían a finales del siglo XIX alumbrándonos  con velas y lavándonos con  agua fría en invierno, yendo por una casa fría y llena de recuerdos, con dos mantas por encima, y ​​entretener a los niños jugando con juegos de mesa o leyendo cuentos, siempre que haya luz;  puede ser que podamos hacerlo, pero el precio es demasiado alto y lo hemos visto en Reus ahora; lo vieron en Vendrell hace un par de años, y seguramente lo seguiremos viendo por que esto no empieza y termina aquí, hay gente mayor que muerte de resfriados producto de no poder pagar un sistema adecuado para tener calor en invierno y estas personas son padecen pobreza energética pero su muerte es contabilizada.

Pero lo que aún es peor, son aquellos "Pobres" en toda su magnitud, el pobre de toda la vida, el típico que duerme en la calle, que era el pobre del siglo XX, que yo conocí cuando era un niño, de este tipo había muchos en las plazas donde iba a jugar yo de pequeño, en mi natal Barcelona, ​​casi siempre  había alguno de estos pobres, que normalmente dormían en los bancos de la plaza y vivía con todo lo que tenían y que por norma, aunque no siempre, era gente que había sufrido en la vida alguna desgracia económica o personal que le había llevado allí, este padecen toda la virulencia de la pobreza y todas las pobrezas a la vez.
Esta son algunas de las clase de pobreza que nos podemos encontrar en la España del siglo XXI, y seguramente habrá más, que yo no conozco y que ni siquiera la administración sabe que existe.

Y ante esto que nos encontramos, una clase dirigente que no trabaja para erradicar este problema de nuestra sociedad, en vez de hacerlo, con todas las herramientas que se tienen a su alcance, se dedica a dividir la pobreza con nombres diferentes por no decir que hay gente que es pobre, porque yo creo que ser pobre es  serlo y ya está, sufrir cualquiera de las pobrezas antes subsanadas nos puede llevar a ser pobre en toda su magnitud y ello una sociedad moderna del siglo XXI no se lo puede permitir, el hambre marca, el frío debilita, y trabajar para pagar nos sume en una profunda triste.

Por eso si queremos trabajar por un verdadero mañana mejor para todos y todas, tenemos que poner en práctica lo que me  dijo el pensador y hacer que las clases dirigentes trabajen para hacer progresar adecuadamente la sociedad, porque no debemos olvidar que " el progreso adecuado de las sociedades modernas es aquel que trabaja para recortar las desigualdades sociales "

Antonio Garcia Leal
Secretari de la AAVV Tancat III



Publicar un comentario