viernes, 25 de abril de 2008

LA SEGUNDA REPUBLICA ESPAÑOLA

La segunda república Española es le fruto de políticas erráticas y de excesos de la monarquía, que convoco unas elecciones a las cortes constituyentes y municipales, para legitimar su continuidad. Las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 dieron como resultado una victoria a la monarquía con 22.150 concejales monárquicos, frente a los 5.875 antimonárquicos, quedando sin determinar 52.000 puestos.
Aun que con estas cifras la monarquía había ganado las elecciones y legitimado su continuidad, la realidad es que en los grandes núcleos de población la monarquía había perdido. En 41 capitales de provincia la monarquía había perdido apoyo, en Madrid los concejales antimonárquicos triplicaban a los promonarquicos y en Barcelona los antimonárquicos cuadriplicaban a sus detractores. Ante estas cifras el jefe del gobierno nominal Juan Bautista Aznar presento su dimisión, los ministros Bugall y de la Cierva sugirieron al monarca el uso del ejercito, ante el aplastante resultado de las elecciones que dejaba en minoría a la monarquía en las capitales al ser preguntado Juan Bautista Aznar sobre si había motivos para una crisis este respondió " ¿Que mas crisis desean ustedes que un país que se acuesta monárquico y se levanta republicano?".Llegados a este punto el rey y el conde de Romanones entraron en conversaciones con Niceto Alcalá Zamora para conseguir la seguridad sobre la vida del rey, este les dijo que no podía garantizar nada y además les exigió que de inmediato entregasen el gobierno. El 14 de Abril Alfonso XII abandono España y se marcho a París sin abdicar formalmente y la II República se proclamo el mismo día 14 Abril mediante un manifiesto publicado en distintos diarios.
La II República española es un baluarte de libertades democráticas alcanzadas por los sectores más críticos y más perjudicados por las políticas de los gobiernos anteriores, en esencia la base de todo estado, que es el pueblo en el cual sustenta a las clases dirigentes. El pueblo decidió cambiar el sistema de gobierno para mejorar y para avanzar hacia un modelo de estado más acorde con las realidades sociales del momento para dejar de una vez por todas las viejas ideas del antiguo régimen y abrazar un sistema en el cual cualquiera que se lo propusieran pudiese llegar a dirigir el país, esa es la realidad de la II República española, por otro lado está la laicidad del estado; otra de las cuestiones que se han discutido, ¿era necesario?Desde mi punto de vista si lo era seria razonable pensar que un estado laico dará cabida cualquier concepción religiosa sin perseguir a ninguna, pero en realidad la república trajo consigo el estallido popular anticlerical, la persecución de la iglesia católica en este periodo, es desde mi punto de vista proporcional a la persecución que la iglesia católica ha hecho de los ciudadanos españoles desde los tiempos de los reyes católicos hasta la abolición de la santa Inquisición en el 15 de Julio de 1834, esta realidad de la que la iglesia aun hoy no se hace eco deja de manifiesto que aun que hubiesen pasado mas de 90 años el rencor y el recuerdo todavía anidaban en las mentes de los políticos y ciudadanos de la España de la II República, por otro lado una parte del clero estaba en contra de la II República y en general la mayoría de los católicos estaban en contra tras los incidentes del
10 y 11 de Mayo en los cuales hubo por parte de la población un asalto generalizado a conventos e iglesias ante la actitud pasiva de las autoridades.La realidad es que la actitud de las autoridades políticas no fue ejemplar lo cual sembró la semilla de la discordia entre el estado y la iglesia, el factor decisivo en este distanciamiento entre el estado y la iglesia fue sin duda el articulo 26 de la constitución, el cual dejaba clara la laicidad del estado.
Artículo 26.
Todas las confesiones religiosas serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial. El Estado, las regiones, las provincias y los Municipios, no mantendrán, favorecerán, ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas. Una ley especial regulará la total extinción, en un plazo máximo de dos años, del presupuesto del Clero. Quedan disueltas aquellas Órdenes religiosas que estatutariamente impongan, además de los tres votos canónicos, otro especial de obediencia a autoridad distinta de la legítima del Estado. Sus bienes serán nacionalizados y afectados a fines benéficos y docentes. Las demás Órdenes religiosas se someterán a una ley especial votada por estas Cortes Constituyentes y ajustada a las siguientes bases: 1. Disolución de las que, por sus actividades, constituyan un peligro para la seguridad del Estado, 2. Inscripción de las que deban subsistir, en un Registro especial dependiente del Ministerio de justicia. 3. Incapacidad de adquirir y conservar, por sí o por persona interpuesta, más bienes que los que, previa justificación, se destinen a su vivienda o al cumplimiento directo de sus fines privativos. 4. Prohibición de ejercer la industrial el comercio o la enseñanza. 5. Sumisión a todas las leyes tributarias del país. 6. Obligación de rendir anualmente cuentas al Estado de la inversión de sus bienes en relación con los fines de la Asociación. Los bienes de las Órdenes religiosas podrán ser nacionalizados.
Sinenbargo en general la segunda república española trae con sigo un amplio avance social el cual queda de manifiesto en su constitución estos son sus principales avances.
El principio de igualdad de los españoles ante la Ley, al proclamar a España como "una república de trabajadores de toda clase".
El principio de laicidad, por el que se iba más allá de la mera separación entre la Iglesia y el Estado para adentrarse en un ámbito de total eliminación de la religión de la vida política.
El principio de elección y amovibilidad de todos los cargos públicos, incluido el Jefe del Estado.
El principio monocameral, más acorde a la democracia, que suponía la eliminación de una segunda Cámara aristocrática o de estamentos privilegiados y por el cual el poder legislativo sería ejercido por una sola Cámara.
Se prevenía la posibilidad de la realización de una expropiación forzosa de cualquier tipo de propiedad, a cambio de una indemnización, para utilización social así como la posibilidad de nacionalizar los servicios públicos.
Amplia declaración de derechos y libertades. Concedía el voto desde los 23 años con sufragio universal también femenino.
Separación de la Iglesia y el Estado, además del reconocimiento del matrimonio civil y el divorcio.
En conclusión la II República española fue un adalid de libertad y democracia que los factores externos e in ternos acabaron truncando y que la dictadura del general Franco además de tratar de silenciar, con demasiada frecuencia se habla de las matanzas republicanas o de la quema de iglesias pero se olvidad que en la España de Franco también se mataba de manera injustificada. Franco se dedico a tergiversar los hechos para mostrarnos un panorama muy distinto al que realmente había con el único fin de perpetuarse en el poder y justificar la lo injustificable, eliminando de manera física a su oposición política, instrumentalizando la justicia y eliminando toda libertad en el país.
Luego la geoestratégica del momento salvo al régimen que de no ser por eso jamás hubiera sobrevivido.
Publicar un comentario