viernes, 5 de febrero de 2010

CONTROLADORES AEREOS CONTROLADOS

Se ha roto la olla, solíamos decir cuando jugábamos al escondite y el que tenia que buscar a los escondidos se equivocaba y al decir donde estaba uno de los escondidos, el resultado de aquel error era que el que paraba volvía a parar.

Esa misma frase se podría aplicar hoy a los controladores aéreos Españoles y a su todo poderoso sindicato que al final han roto la olla y han perdido la opción de negociar con el gobierno, además de ver como su monopolio del control de los cielos Españoles se esfuma para entrar en el mercado laboral, también verán truncadas sus expectativas de aumentos salariales en los próximos años para entrar en la pugna por un puesto de trabajo como todo hijo de vecino, una jubilación privilegiada y sobre todo con la modificación se terminaran las huelgas que boicotean al resto de los trabajadores sus tan deseadas vacaciones.

Y es que creo que esa actitud de privilegio de imposición que durante años hemos visto por parte de los controladores aéreos ha terminado por romper la olla de la negociación y ahora acorralados aun creerán que tienen derecho a protestar, 4 millones de parados avalan la decisión del gobierno de acabar con los privilegios de unos cuantos trabajadores que se han servido del derecho a la huelga para coaccionar a el gobierno de forma injustificada y digo injustificada porque creo que alguien que cobra 360.000 € en los tiempos que corren y que le dicen que hay que apretarse el cinturón y cobrar alrededor de 200.000 tiene injustificado negarse a negociar, la bajada de sueldo, es injusto y poco razonable que ahora amaguen con arruinar las vacaciones de los pocos que tienen trabajo hundiendo en el fondo al sector que les da de comer a ellos y a millones de españoles que viven del turismo, ¿o acaso olvidan que el turismo es uno de nuestros pilares industriales que todavía se sostiene?

En definitiva como ciudadano estoy plenamente conforme con que se liberalice el sector del control aéreo, que de una vez por todas las cosas cambien para poner a cada uno en su sitio y que los controladores aéreos y su sindicato aprendan de una vez que también existe el NO por respuesta, que en medio de una crisis como la que vivimos y cuando se le plantea a la clase trabajadora la posibilidad de trabajar hasta los 67 años para sostener el estado del bien estar, no es compatible que un señor se jubile a los 52 años con el 100% de su salario hasta los 65 años, y que si podían trabajar 1750 horas al año cobrando 700.000 en horas extras ahora podrán trabajarlas dentro de su jornada de trabajo.

Antonio Garcia Leal ®
Publicar un comentario