lunes, 8 de febrero de 2010

JUEVES NEGRO EN ESPAÑA

La tambaleante octava economía del planeta se comienza resquebrajar debido a falta de la inversión necesaria para respaldar la oferta de deuda pública precisa para llevar adelante al país, la falta de confianza en el gobierno actual por parte de los inversores extranjeros y la incapacidad del gobierno español de llevar adelante una política económica coherente ha supuesto que los inversores pierdan su confianza en España, otro factor decisivo esta siendo la campaña negativa de las instituciones internacionales como el FMI o el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia el cual dice que en España se observa un “déficit de competitividad”, y es que las voces discordantes con la política del están dentro y fuera de este, el vicepresidente de la CEOE afirmaba en la cadena COPE que “la confianza en los mercados se gana haciendo cosas”, en una línea más clara y contundente se ha pronunciado el gobernador del banco de España el cual siempre ha sostenido la tesis que hay que reformar el mercado laboral, hay que bajar los sueldos y esta a favor de que se suba la edad de jubilación a los 67 años

Mientras tanto desde el gobierno Español se afirma que “los especuladores están haciendo de las suyas”, así de tajante y claro se mostraba el ministro de Fomento José Blanco en el país donde acusaba los especuladores de no querer que salgamos de la crisis, tesis que la Vicepresidenta Económica Elena Salgado defendía en Londres, aunque se ha dado un giro en la política social planteando una reforma del mercado laboral o lanzando un globo sonda sobre la posibilidad de subir la edad de jubilación a los 67 años y el tiempo de cotización de 15 a 25 años para calcular las pensiones, las centrales sindicales por el contrario hablan de movilizaciones pero no de una huelga general, y los parados comienzan a ver que el túnel es más largo y oscuro de lo que al final parece.

Mientras tanto la oposición política los albaceas de más de 10 millones de votos esperan que el gobierno se hunda en la miseria sin aportar soluciones a los problemas actuales, haciendo anuncios alarmistas y alimentando la caldera de la discordia y la división, recordándole al gobierno y a los ciudadanos que ellos dejaron al gobierno socialista una herencia económica inmejorable, aunque obviaran que parte de esta herencia saliese de la venta de las empresas públicas o de los fondos de cohesión de la Europa de los 15 donde la economía española no era de las más ricas, también obvian el hecho de que parte fundamental de nuestro desplome económico sea fruto de las políticas de crecimiento económico que ellos permitieron del mismo modo que el actual gobierno continuo y que la burbuja inmobiliaria exploto en buena medida porque la banca dejo de prestar dinero y cual carambolo la falta de liquidez dejo a todos los sectores tocados y a uno de nuestros pilares de nuestro maravilloso modelo de crecimiento.


Y es que la crisis económica actual es como un dragón de múltiples cabezas, el cual tiene delante a un caballero falto de las necesarias armas para acabar con él, nuestro gobierno difícilmente podrá solventar los problemas económicos que azotan al país mientras mantenga esta actitud titubeante y no abogue por buscar soluciones claras a los problemas actuales, por otro lado frente al gobierno también está la oposición política que lejos de buscar soluciones de consenso con el gobierno ante un problema que va mucho más allá de la ideología política de cada uno, lo que hace allanarse el camino hacia la Moncloa donde seguramente llegara en 2012 para practicar el tipo de política que se espera de un gobierno de derechas auspiciado por la falta de acierto del gobierno a la hora de actuar contra la crisis económica.

Lo que sería bueno dejar claro ante todo es que los que ahora dicen que la economía española no es segura son los mismos que fueron incapaces de predecir la crisis económica más profunda desde el crack del 29, esas instituciones que ahora dicen que España no es una economía estable son las mismas que no vieron riesgo en otras actuaciones bursátiles en países donde la especulación los llevo a rescatar banco, esos organismos que nos alertan de la flaqueza económica española no dicen que aquí ningún gran banco ha sido rescatado por el gobierno, ni ha habido quiebras sonadas como en el resto de países del mundo, por eso sería bueno preguntarse, si la salud de nuestra banca es buena, nuestros índices bursátiles ha subido de los 8000 puntos a los 13000 en plena crisis, con un gobierno demasiado titubeante a la hora de tomar medidas y no respaldado por la oposición, ¿Por qué esa falta de confianza?.


Antonio Garcia Leal ®
Publicar un comentario