lunes, 29 de agosto de 2011

DE VOLTAIRE A NUESTROS DíAS


Decía Voltaire, ““No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo” Es probable que las palabras de Voltaire resuenen en la cabeza Rubalcaba después de ver como Zapatero en calidad de presidente del gobierno haya decidido reformar la constitución sin contar con el respaldo del ciudadano, ya que esa actitud ha puesto en un serio compromiso al candidato y a su candidatura a la hora de defender una posición de izquierdas que cada día más bien parece llevar rumbo al centro y eso es difícil de digerir en los tiempos que corren, por una masa de ciudadanos, que están parados, sin unas expectativas de futuro claras y donde la clase dirigente lejos de consultarles para cambiar las leyes que rigen la sociedad en la que viven deciden hacerlo sin contar con ellos y con el respaldo de la oposición política donde el debate en las bases es nulo.

Por eso la traición de los dirigentes del PSOE a su masa de votantes terminara lamentablemente por pasarles factura en las urnas lo cual alimentara el poder de una derecha que dice tener en sus manos las soluciones a los problemas de los ciudadanos y que en el fondo lo único que ansia es el poder ya que sería lamentable que teniendo las soluciones no las haya aportado para detener esta sangría en la sociedad, una vez lo consiga lamentablemente se pasara 4 años diciendo que la culpa de todos los males del país son las políticas de la izquierda en sus 8 años de legislatura ha dilapidado la fortuna que ellos atesoraron vendiendo grandes empresas publicas y vía los fondos de cohesión europeos y la solución será más empleo sí, pero en unas condiciones más precarias, menos derechos para los trabajadores y sobretodo más impuestos para sostener a la clase dirigente, y es que en mi último artículo ya lo titulaba “ Un techo de gasto para el vacio de ideas” ya que en el fondo poner un techo de gasto constitucional no servirá de nada de forma inmediata, y cuando se haya de cumplir solo servirá para encorsetar el gasto, y para solucionarlo harán una ley extraordinaria y ya está.

Es por eso que la traición de la izquierda al votante solo servirá para dividirnos más a todos y lo que es peor para mí y a muchos como yo que tenemos el deber de pedir el voto para la izquierda (PSOE) se nos agotan las explicaciones razonables para convencer a la gente que votando a la derecha o no votando están comprometiendo el futuro de las próximas generaciones por eso aunque me cueste decirlo, convenceros id a votar no lo hagáis por vosotros solo, pensad en vuestros hijos y nietos, pensad en las generaciones venideras, pensad en aquellos que murieron defendiendo derecho al voto, en una trinchera, no dejemos que nos recuerden como la generación que perdió esa herramienta democrática por la desidia de unos cuantos.

“Es hora de construir los cimientos de una sociedad
mejor, por eso y para Eso los mejores arquitectos y
obreros están en al izquierda”

Antonio Garcia Leal ®

Publicar un comentario