viernes, 16 de enero de 2015

PASOS DE PEATONES ELEVADOS, TRAMPAS URBANAS


En muchas de las calles de nuestro municipio podemos encontrar pasos de peatones elevados. Estos elementos tienen la función de dotar de seguridad a los peatones, dado que hacen que los conductores reduzcan la velocidad de forma considerable, y la de conectar la acera de forma que sea más fácil cruzar las calles por las personas con movilidad reducida. Sin embargo, lejos de ser una solución, se han convertido en un problema local dado que en cada calle de nuestro municipio podemos encontrar elementos de tamaños, colores o con el sistema de drenaje diferente.

En consecuencia, esto por un lado es un problema para los peatones ya que, en vez de encontrarse con estos elementos como una ayuda para ellos, pueden convertirse en verdaderas trampas urbanas. El motivo es que algunos, por su sistema de drenaje, hacen que las rejillas del sistema de drenaje caiga o se separen haciendo agujeros con los que se pueden provocar tropiezos de la gente. Esto lo puede comprobar en el paso elevado que hay delante de CAP de El Vendrell ya que hace años que tiene las rejillas caídas. También, se puede encontrar en pasos de peatones elevados que hay en la Avenida Jaume Carner. Por otro lado, también podemos encontrar, en la calle Barcelonès o al urbanización Torreblanca, pasos elevados de peatones que no se unifican con la acera. Este hecho, lejos de ser una ventaja para las personas con movilidad reducida, se convierte en un problema.

En segundo lugar, con respecto a los conductores, estos elementos también son un problema para el que no siempre son fáciles de identificar. Así, no siempre están señalizados de igual manera ya que algunos tienen señales verticales como marcan las recomendaciones del Departamento de Tráfico de la Generalidad. En cambio, otros no tienen señales, y en cuanto a su pintado, podemos encontrar de todos colores. En este sentido, el verdadero problema es que aún no existe una normativa unificadora de criterio en todos los ámbitos ya que las recomendaciones del Servicio Catalán de Tráfico no son de obligado cumplimiento por parte de las administraciones locales.

En tercer lugar, en cuanto al otro elemento de disuasión para que los conductores no circulen con excesiva velocidad, las bandas transversales de alerta, el Vendrell tenemos de todo, de todos los tamaños y colores. Así, como ocurre con los pasos de peatones elevados, tampoco existe una normativa específica en Cataluña. Por lo tanto, este hecho vuelve a ser un problema.

Sin embargo, España, para garantizar la legalidad de estos elementos a través de una normativa de Fomento, legisló sobre su col • locación, dimensiones y señalización. De este modo, hizo un cambio en el código de circulación para que no se consideraran un obstáculo. Sin embargo, los legisladores españoles excluyeron de su normativa, a través del artículo 2, a todas las carreteras que no fueran de titularidad del Estado Español. Por este motivo, las de titularidad de la Generalitat no están afectadas y la de titularidad municipal tampoco. Por tanto, no existe una normativa clara al respecto y por estos motivos, tenemos elementos de este tipo diferentes, con distintas señalizaciones.

Consiguientemente, cansado de ver cómo en nuestro municipio había todo tipo de elementos de los mismos, con colores y tamaños diferentes y con señalizaciones distintas, elaboré un informe de 29 páginas a nivel local para identificar qué cantidad de elementos diferentes teníamos en nuestra villa. Así, voy solo • licitar a nuestro gobierno que se hiciera una normativa unificadora a nivel local, por su col • locación, sus medidas y su señalización. Sin embargo, nunca recibió ninguna respuesta de nuestro Ayuntamiento. Por ello, viendo que el problema era en toda Cataluña y que no llegaría a ninguna parte a nivel local, decidí presentar una propuesta al Parlamento de Cataluña a través del grupo parlamentario de ICV-EUiA. El objetivo era que se creara la normativa catalana para el instalador • instalación de pasos de peatones elevados y bandas transversales de alerta. Así, en enero de 2014 se aprobó en la Comisión de Territorio y Sostenibilidad del Parlamento de Cataluña por unanimidad. Este hecho, supone que se creará una comisión técnica en la que participarán las distintas administraciones implicadas, a fin de que se cree una normativa aplicable a todo el territorio que homogenice su instalación • instalación. Tengo que decir que a fecha de hoy se está trabajando en la confección de los miembros de esta comisión.

Sin embargo, sería bueno que nuestros gobernantes locales tomaran nota de la situación de algunos de estos pasos de peatones y se hiciera una revisión de estos elementos que tenemos en nuestro municipio. El objetivo es que dejen de ser trampas urbanas por los peatones o elementos que, lejos de facilitar el paso de las personas, se conviertan en un obstáculo. Por ello, desde nuestra agrupación hemos instado al gobierno local a hacer una revisión de todos los que hay ya trabajar para hacerlos accesibles, seguros y útiles para los ciudadanos de nuestro municipio.

Enlace de la comisión de Territorio y sostenibilidad de Enero 2014 donde se aprobó la propuesta.





Antonio Garcia Leal ®
Coordinador de redes ICV El Vendrell







Publicar un comentario