sábado, 18 de septiembre de 2010

LOS RUMANOS DE BADALONA Y EL POPULISMO DEL PP


La polémica desatada por Vivian Reding en torno a sus palabras sobre las deportación de Gitanos Rumanos que el gobierno Francés está llevando adelante en toda la Republica, han ahogado del verdadero debate en torno al problema de fondo que supone la deportación de personas en la Europa comunitaria del siglo XXI donde una unión Europea dirigida por la derecha en una Europa demasiado a la derecha, parece ser que comienza a poner barreras al Tratado de Schengen, un tratado que lo que hacía era acabar con las barreras artificiales creadas por los estados a modo de fronteras dentro del marco de la Unión Europea (UE) probablemente por oportunismo político o por populismo electoralista retrocediendo en los derechos fundamentales individuales de los ciudadanos, y por ende, quebrando el espíritu unitario que debería acercarnos a todos los Europeos.

Decía Manuel Marín ex presidente de la Euro cámara, y del Congreso de los diputados en el programa Hora 25 que dirige Angels Barcelo en la Cadena SER, que esto era algo que se veía venir en una Europa donde la derecha gobierna en 24 de los 27 estados que la componen y donde la izquierda esta desarbolada políticamente hablando y ante la falta de respaldo ciudadano se ve incapaz de llevar adelante políticas de izquierdas integradoras.

No obstante también apuntaba, como así ha sido, que en España en las próximas elecciones Autonómicas y municipales veríamos la agitación del fantasma de la inmigración como uno de los ejes de la campaña, lamentablemente, al día siguiente de decir estas palabras Manuel Marín, el PP Catalán (PPC) inmerso en la campaña a las elecciones Autonómicas, se ha traído a una Eurodiputada Maria Thérèse Sánchez-Schmid del partido Union pour un Mouvement Populaire (UMP ) partido en la Euro cámara de Sarkozy a Badalona acompañada por la lideresa del PPC Alicia Sánchez Camacho para mostrarle que en España existe una situación similar a la de Francia, y es que no hay mejor caldo de cultivo para las corrientes de pensamiento mas a la derecha y para el populismo electoralista que una crisis económica profunda debido al errático modelo de crecimiento económico y a una crisis financiera de la cual España no tenía ninguna responsabilidad, en una sociedad con 4 millones de parados a los cuales se les trata de vender una realidad falsa sobre las consecuencias de la expulsión de los extranjeros, tampoco es aceptable culpar a una etnia determinada de todos los males de la sociedad porque esa idea ya fue testada en la Europa de los años 30 con consecuencias nefastas, es mas habrían de acabar con el populismo de quienes agitan esos fantasmas en España, recordándoles que mientras con una mano en Cataluña nos muestran los problemas que suponen los Gitanos Rumanos con la otra en Madrid permiten el asentamiento de poblados de Rumanos los cuales por otro lado, no existen en Badalona donde quizá el problema este mas próximo a un problema de inseguridad ciudadana.

También sería bueno resaltar que el PPC ya tuvo que recular y pedir disculpas´ a la comunidad Rumana en Badalona por el reparto en esa población de un panfleto donde se asociaba a los Rumanos con la inseguridad ciudadana y es que el populismo electoralista del PPC no tiene medida y es que hay que tener en cuenta que este tipo de políticas comienza por un extremo y termina por el otro y hoy son los Gitanos Rumano y mañana los Marroquís pasado por los sudamericanos … y así sucesivamente hasta que acabemos con todos los chivos expiatorios de nuestros problemas y construyamos una sociedad menos solidaria, menos tolerante y más conservadora, por interés político de unos cuantos los cuales están dispuesto a abrir la caja de Pandora para luego lavarse las manos sobre los problemas que se ha creado con esas políticas, y es que en Cataluña donde se ha dado el disparo de salida al populismo electoralista en clave étnico, lo que no nos cuenta doña Alicia Sánchez Camacho es que mas a la derecha que ella le ha surgido un duro competidor Plataforma por Cataluña (PxC), este singular partido catalán que tiene por presidente a Josep Anglada, alguien que perteneció a Fuerza Nueva y que fue la mano derecha de Blas Piñar en Cataluña, no dudara en agitar el fantasma de la inmigración puesto que ha hecho de este su bandera policía y evidentemente es un duro competidor para Sánchez Camacho en Cataluña por eso posiblemente ha decidido tomar este camino y no por el interés ciudadano.

Por último decir que la receta para este tipo de problemas está en la integración social de las distintas etnias que componen la vieja Europa, puesto que una buena manera de enriquecer nuestra cultura es integrando a otras etnias con el común compromiso de respetar las normas básicas de convivencia y los derechos fundamentales individuales de los ciudadanos, si queremos construir una sociedad rica lo habremos de hacer contando con todos puesto que todos podemos aportar nuestro granito de arena a esta UE de todos, pero para ello hemos de integrar puesto que deportar es un síntoma claro de debilidad.

Antonio Garcia Leal ®

Publicar un comentario