viernes, 4 de diciembre de 2015

NO EN MI NOMBRE





En mi opinión y ya para concluir este capítulo el más inteligente • hoy dado el panorama socio político, es decir alto y claro que en mi nombre no quiero que se lancen bombas porque como decía Gandhi "Me opongo a la violencia porque el bien que hace es temporal y el daño que hace es duradero"


Este sábado al abrigo de un manifiesto firmado por figuras de la sociedad civil y el mundo de la política se hicieron grandes concentraciones en España para hacer frente a los políticos que pretendan conducir en España por la vía de la guerra como solución contra el Estado Islámico que ha sembrado de terror y de muerte de los países donde tiene establecido su poder, además de llevar este terror en Europa a través de lo que ya podemos catalogar como actos de guerra.

Y es que parece claro que la sociedad civil y un nutrido grupo de personas significadas todos los ámbitos de la sociedad no ven nada claro que la solución contra el Estado Islámico sea bombardeos masivos en enclaves estratégicos con bombas inteligentes, que son lazadas  desde las alturas o desde buques de guerra en el mar por seres humanos que con sus virtudes y sus defectos puede que no sean tan inteligentes como sus bombas; una prueba de ellos sin ir más lejos, fue el bombardeo por error de un hospital de médicos sin fronteras que costó la vida a 9 personas y que ha dejado la zona sin hospital de referencia para las gentes de allí, por lo que es difícil entender que la guerra perse, sea la gran solución a los problemas y no un mero negocio donde unos cuantos interesados ​​ganan miles de millones fabricante bombas inteligentes, balas estúpidas o misiles listos, y al postre aplicando medidas contra la libertad individual en nombre de nuestra seguridad para que los terroristas del Estado Islámico campan a sus anchas en la retaguardia disfrazados de demócratas y sirviéndose de nuestro régimen de libertades instala el terror en la puerta de nuestra casa.

Circunscribiendo la cuestión al plano nacional, y teniendo en cuenta que estamos en campaña electoral, la nueva izquierda y la vieja confluyen en la firma de un manifiesto contra la guerra y es que la nueva como la vieja izquierda hacen hincapié en la necesidad de atacar sus fuentes de financiación o en una mejor coordinación de los servicios de seguridad y en una solución que no pase simplemente para tirar bombas en eso podemos estar de acuerdo en que es un grave error pensar que la solución pasa por aquí.

Entre la izquierda y la derecha está el PSOE que ha decidido no sumarse al manifiesto contra la guerra, aunque seguramente entre sus filas contara con gente contraria la guerra como herramienta para solucionar el conflicto.

Al frente de la izquierda, y en posiciones belicista esta Ciudadanos - en Cataluña ciudadan’s - que claramente apuesta por la guerra como solución al conflicto, bombardear es la gran solución que postulan sus líderes, los cuales no han dudado en ponerse los primeros en la fila al pacto anti Yihadista de manera incondicional.

En la misma línea pero trazando una estrategia electoralista y beligerante con la izquierda está el PP que hace unos días en palabras del señor Pablo Casado vicesecretario de comunicación del PP, no ha dudado en tachar de "buenismo interesado de la izquierda" los movimientos contra la guerra, mientras el PP hacen electoralismo interesado al no dar la cara públicamente en el marco internacional en representación del país, para dejar claro dónde quieren situar al país políticamente.

Yo por mi parte tengo claro que sólo una combinación de ataque directos a las fuentes de financiación, sumada a un proyecto de democratización de la zona puede llevarnos a dar con la solución a los problemas en la zona a muy largo plazo, ya que a corto o medio plazo será imposible solucionar los problemas que hay en la zona dada la complejidad de los mismos y la falta de involucración de los actores directos en la zona que en algunos casos en su ordenamiento jurídico, tienen impuesta una legislación contraria a los más elementales derechos que tenemos en occidente, esto siempre dificultara la solución a los problemas en la zona, de la misma manera que lo impiden el lanzamiento desde el mar o el aire de bombas inteligentes, la guerra no es la solución si no que mas bien, es el problema, aunque tengo claro que es un problema difícil de solucionar

En mi opinión y ya para concluir este capítulo el más inteligente hoy dado el panorama socio político, es decir alto y claro que en mi nombre no quiero que se lancen bombas porque como decía Gandhi "Me opongo a la violencia porque el bien que hace es temporal y el daño que hace es duradero "

Publicar un comentario